Televisión social: cómo integrar contenidos, conversaciones y pantallas. Entrevista a Juan Melano (ComentaTV)

28 06 2013

¿Qué rasgos caracterizan al fenómeno “televisión social” (o “social TV“)? Juan Melano, fundador de la aplicación ComentaTV, explica por qué representa un retorno a la “TV compartida“, describe el perfil de las “audiencias sociales” y sugiere estrategias para que canales y productoras vuelvan a generar contenidos que fomenten la conversación entre los espectadores.

Por: Carolina Roncarolo

La televisión nació como un medio social que, como su antecesora la radio, congregaba personas, emociones y conversaciones en torno una pantalla y mil historias distintas. Años después, a la TV le sucedió lo que al libro: la tecnología fue avanzando, el costo de los aparatos disminuyó, y el televisor dejó de ser un “privilegio de pocos”. Su uso se masificó al punto de que, según estadísticas del INDEC, en 2011 el 97% de los hogares argentinos contaba con al menos un aparato. Por otra parte, la TV por cable enriqueció la oferta de contenidos. Al haber más televisores por hogar (y, por ende, menos necesidad de compartirlos con otros) y más variedad de programación, el consumo televisivo fue adquiriendo carácter individual, prescindiendo del diálogo que antes se daba frente a la TV.

Con la llegada las redes sociales, los contenidos televisivos vuelven a ser fuentes de conversación en tiempo real. Pero esta vez, el intercambio no se da “cara a cara” en el comedor o en la sala de estar, sino que tiene lugar en un espacio mucho más amplio, anónimo y “etéreo”: Internet.

Ahora bien, ¿quién es este nuevo tele espectador y qué desafíos plantea a canales, actores y productores de TV? Ya han surgido varias herramientas que permiten averiguarlo. Una de ellas es ComentaTV, aplicación que identifica toda la actividad realizada en redes sociales mientras se emite un determinado programa. Juan Melano, uno de sus fundadores, describe el fenómeno de la llamada “televisión social” (o “social TV“) y esboza estrategias para que el contenido, la conversación y la comercialización se hagan presentes en cada pantalla: televisión, computadora y dispositivos móviles.

  • ¿Cuál es el perfil del usuario que participa en redes sociales mientras consume contenidos audiovisuales? 

Hay dos tipos de audiencia social: la proactiva (que comenta el programa más allá de las promociones o iniciativas que éste proponga), y la reactiva (que reacciona ante las propuestas del programa, los comentarios de sus amigos en redes sociales, o los trending topics del momento). Ambos tipos de participación son válidos y se complementan mutuamente. Lo interesante es analizar cómo surge cada una y ver el valor real de las interacciones en pantalla con consignas puntuales.

No olvidemos que la conversación se amplifica por cada usuario que, a través de sus comentarios, impacta directamente sobre sus amigos. Éstos ven que el programa vale la pena ser comentado, encienden la TV y también lo comentan. Así, se produce una reacción en cadena que puede llegar a afectar el rating de manera directa.

Cuanto mejor sea la utilización de los medios sociales por parte de la producción, mayor será la repercusión que terminará teniendo en redes sociales y mayor el beneficio que obtendrán. Según nuestros registros, cualquier tipo de acción que estimule la participación de los espectadores en redes sociales (como un simple hashtag en la pantalla) puede cuadruplicar las publicaciones referidas al programa (es decir, cuando el promedio es 1,2, las integraciones a pantallas pueden generar hasta 4 comentarios por persona).

  • ¿Qué dispositivos utilizan las “audiencias sociales”? ¿Qué redes sociales prefieren y para qué las utilizan?

La empresa de investigación de mercado Nielsen explica que en los Estados Unidos un 60% de los televidentes consume televisión mientras está conectado a Internet al menos una vez al mes. Lo mismo sucede con el 70% de usuarios de tablets y 68% de usuarios de smartphones. Lo notable es que un 30% de este consumo está relacionado con lo que está sucediendo en pantalla en ese momento.

A este fenómeno se lo ha bautizado como “Segunda Pantalla”, es decir, aquellas actividades secundarias al consumo televisivo en la pantalla de la PC, que están relacionadas con la emisión de un programa de TV. Las actividades varían entre el comentario directo, la participación en juegos, el consumo de guías de programación, información complementaria de los shows, los famosos que aparecen, los productos que se ven en pantalla y hasta las publicidades emitidas en las tandas comerciales.

Viacom-When-Networks-Network-2013

En Argentina, la base de usuarios argentinos de Facebook supera los 20 millones. La de Twitter supera los 8 millones. La dimensión de esta audiencia deja de lado el poder adquisitivo para convertirse en un fenómeno de masas.  Según datos de Comenta TV, durante 2012, 6,7 millones de argentinos emitieron más de 40 millones de mensajes sobre programas de TV en vivo. El 97% de esas interacciones se generaron en Twitter.

  • ¿Qué tipos de programas y qué temáticas generan más “buzz” (conversación) en las redes sociales? 

Los programas mas comentados son los reality shows, las novelas, el fútbol, las ceremonias de premios, etcétera. Es decir, aquellos programas donde las emociones están más a flor de piel y el deseo del espectador es compartir de inmediato su opinión a favor, en contra o la simple emoción de ver a su equipo ganar o a su galán besar a la heroína.

En promedio, los comentarios durante un programa de televisión rondan los 1,2 tweets por persona. En el caso de los programas tipo reality show, este promedio asciende a 1,6. Los mismo sucede con partidos de fútbol, donde las ganas de compartir el partido en vivo como si se estuviera en la cancha es muy fuerte. Por último, las novelas fueron las grande protagonistas de 2012, con Dulce Amor liderando el ranking.

Besos Dulce Amor Comenta TV

  • ¿Qué estrategias están implementando los anunciantes para aprovechar estas nuevas ventanas de exhibición?

Por el momento, se trata sobre todo de aprender a través de la analítica y comenzar a hacer pruebas que permitan al anunciante llegar de manera más creativa a su público. Esto lo estamos viendo más que nada en los eventos, donde las marcas utilizan la tecnología de Comenta TV para interactuar con la audiencia y generar visualizaciones que se ven reflejadas en las pantallas gigantes de un estadio o en los monitores del estudio. Lo interesante aquí es expandir la experiencia que está viviendo la audiencia en un espacio físico a la red social, donde es susceptible de ser viralizada y el mensaje de la marca se expande mucho mas allá del límite de evento o la prensa que genere posteriormente.

  • ¿Qué alternativas sugeriría a los productores televisivos y a los canales para que sus contenidos tengan repercusión en las redes sociales?

Es importante que los productores entiendan que la gente ya está conversando en Facebook y  Twitter, pero lo está haciendo en un silo aislado. Al integrar la conversación social como una unidad indivisible del programa, se optimizan los canales de comunicación para que todos se beneficien. El canal puede incrementar la difusión de los contenidos y se genera más interés por parte del público, lo cual resulta en un mayor encendido o en un mayor engagement de la audiencia con el programa. Por otro lado, la audiencia deja de hablar solo entre sí y comienza a participar activamente del programa que ama, lo cual incrementa su participación y por sobre todo su sentido de pertenencia.

Por otra parte, los realizadores deberán conocer qué motiva a su audiencia a participar y saber aprovechar la integración de esas repercusiones durante el transcurso del programa. Por ejemplo, si hay una entrevista, elegir una pregunta del público para mostrar en pantalla. Eso incrementa las participaciones y mejora la calidad de tweets que se escriben. También está bueno integrar un contador de mensajes para conocer la reacción de la audiencia, ya sea en forma de encuesta o de opinión aislada, lo cual invita a que la gente participe del programa y se motive mas allá de las reacciones espontáneas.

……………………………………………………………………………..

Para seguir leyendo:

TV broadcasting y pantallas convergentes: la era de la Pos-televisión (Belén Igarzábal, FLACSO)

Con el advenimiento de Internet, las redes sociales y los dispositivos portátiles, las formas de producción y de circulación de contenidos audiovisuales se han ampliado. Pero esto no quiere decir que la televisión masiva vaya a desaparecer: la TV broadcasting convive con otras formas de consumo que van desde el celular a la computadora. Leer más

TV + Internet: hacia una nueva experiencia mediática. Entrevista con Aleks Krotoski (Virtual Revolution, BBC)

¿Cómo narrar historias que capten la atención de las audiencias del siglo XXI? En una entrevista concedida al Observatorio de la TV, Aleks Krotoski, conductora del documental Virtual Revolution (2010, BBC 2), explica por qué la convergencia entre lo online y lo offline ha cambiado la forma en que las personas consumimos los medios. Leer más





“La calidad de la televisión, bajo la lupa de los argentinos” (LAMAC, 2012)

23 05 2013

El Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales (LAMAC, Latin American Multichannel Advertising Council) publicó su primer informe sobre las percepciones del público argentino en cuanto a la calidad de la programación en TV abierta y TV por cable.

Entre agosto y setiembre de 2012, se encuestaron 1000 personas de ambos sexos, de entre 18 y 49 años, en la Ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba y Mendoza. Se evaluaron 66 canales argentinos, 12 de televisión abierta y 54 de TV paga.

Detallamos algunas conclusiones del estudio “La calidad de la televisión, bajo la lupa de los argentinos”:

  • La audiencia argentina está muy familiarizada con la oferta televisiva y es capaz de juzgar críticamente sus contenidos.
  • No existe correlación estadística entre el rating y la calidad percibida: son variables de comportamiento independiente, que no se influyen mutuamente.
  • La calidad de los contenidos de la TV por cable es mayor que la de los contenidos de TV abierta. El 83% de las personas encuestadas tienen acceso a los canales de TV paga y el consumo diario promedio alcanza 3 horas 25 minutos.
  • La calidad percibida es heterogénea entre los géneros temáticos y los canales de TV paga.

Para profundizar en el tema: Índice de Calidad Televisiva (ICT)

El Observatorio de la Televisión elabora un producto que resulta del monitoreo y de la observación sistemática de los contenidos de la televisión argentina. Su meta central es la construcción de una noción de calidad televisiva.

La Dra. Gabriela Fabbro, directora del Observatorio, especifica las variables analizadas en el Índice de Calidad Televisiva, la relación entre la calidad y el rating y el importante rol del televidente.





Redes sociales: nuevos indicadores para comprender a la audiencia, más allá del rating

7 04 2013

Por: Carolina Roncarolo

Un estudio de Nielsen y SocialGuide sobre el comportamiento de las audiencias en EE.UU arrojó que, en 2012, 32 millones de norteamericanos publicaron tweets sobre contenidos televisivos (“New study confirms correlation between Twitter and TV ratings”, 2013).

La periodista Eliza Kern advierte sobre un creciente uso simultáneo de TV y redes sociales durante eventos televisados en vivo (“How social media is becoming as important a live event as the live event itself”, febrero 2013). Ejemplifica esta tendencia con cifras del Super Bowl: en 2012, se calculan 13.7 millones de tweets al respecto, que en 2013 ascendieron a 24.1 millones.

En sintonía con estos indicadores, el sondeo de Nielsen y Social Guide postula que un incremento en el volumen de tweets acerca de un determinado programa se corresponde con un aumento de su rating, especialmente en audiencias jóvenes. Y, de esta forma, asevera que Twitter es una de las tres variables estadísticas significativas para alinear con el rating.

Por su parte, un artículo de InnovaTV Summit propone una postura más moderada: Twitter incide en el rating, pero es sólo un indicador, dado que su número de usuarios aún no es mayor que la cantidad total de personas que mira un programa (“What the Twitter correlations to TV ratings really mean”, marzo 2013).

En Argentina, Juan Melano, fundador de ComentaTV, sostiene que estamos retornando hacia una nueva forma de consumir el medio: la “TV compartida” (“El retorno de la televisión compartida”, Diario La Nación, febrero 2013). Según las cifras de ComentaTV, durante 2012, más de 3 millones de televidentes argentinos se volcaron a las redes sociales para comentar en vivo sus programas de televisión favoritos.

Si bien estos 3 millones de “tele-twitteros” argentinos representan sólo el 10% de los más de 30 millones norteamericanos, existen otros sondeos que avalan la afirmación de Melano. A través de su propio panel de consumidores cibernéticos (The Connections Panel), la agencia de medios Initiative contactó a consumidores en Argentina y otros países (Alemania, Australia, Canadá, China, Estados Unidos, Gran Bretaña y Países Bajos), para entender cómo los medios sociales funcionan integrada y complementariamente con la TV.

Su estudio “El nuevo poder de la televisión” (“The new power of television”, noviembre 2012)  explica que  la explosión de las redes sociales  ha generado un renovado interés por la TV, que se encarna en un nuevo tipo de consumidor: el “tele-conversador”.  Los “tele-conversadores” representan más de la mitad de los televidentes de entre 16 y 54 años. Generan historias y diálogos paralelos sobre  lo que ven en pantalla, comparten con sus seguidores los contenidos que les gustan, y publican frecuentemente sus preferencias en las redes sociales.

En el siguiente video, el fundador de ComentaTV explica cómo funciona la aplicación y por qué constituye una herramienta útil para que canales y productoras puedan medir el impacto de su programación en las redes sociales, y entender qué hay detrás de la interacción entre audiencia y contenido.

Nuestra relación con la televisión es puramente emocional. Y aunque su consumo sigue siendo individual, la necesidad de compartir esas emociones es un impulso poderoso”, concluye Melano. Sarah Ivey, Directora Mundial de Planificación de Comunicación de Initiative, destaca el potencial de negocio que hay detrás de la sinergia entre TV y redes sociales. “La televisión se ha convertido en un punto centro de  navegación en lo relativo a experiencias de marcas, donde la gente puede involucrarse  de tal modo que crean sus propias versiones sobre la historia a través de diferentes pantallas. Las marcas están viendo los beneficios que genera la innovación en este espacio, y es verdaderamente una gran oportunidad para nuestra industria.”





Desafíos e interrogantes de la “ciber televisión”: redefiniendo la TV del futuro

12 10 2012

Dra. Gabriela Fabbro (*)

Los analistas necesitamos dar un nombre a nuestro objeto de estudio. Y la televisión de la actualidad es definida como “ciber televisión”, “televisión a la carta”, “ciber video” (1), conceptos que se suman a las anteriores definiciones de “paleo televisión”, “neo televisión”, “post televisión” e “hiper televisión”. Si uno piensa que la “paleo televisión” tuvo entre 30 y 40 años de duración, la “neo televisión” no llegó a 20, la “post televisión” no llegó a 10, la “hiper televisión” tiene 5 y la “ciber televisión” tiene un año de historia, podemos afirmar que, en 60 años de TV, estas etapas son cada vez más efímeras y nuestro objeto de estudio está muy cambiante.

Por otra parte, los contenidos audiovisuales son los más desarrollados y consumidos en el ciberespacio, ya sea que hayan sido concebidos como videos ficcionales, con el propósito de contar una historia…

…O no, como el retrato de la anécdota de la mascota que “canta” el feliz cumpleaños.

(1) Cfr.“Los cibermedios en América Latina y la Web 2.0” (Revista Comunicar, Said y Arquila, Barranquilla, Colombia, 2011)

Hacia una nueva concepción de la recepción televisiva: horizontalidad y “prosumidores”

Tanto en los medios tradicionales como en los nuevos medios, hoy estamos frente a un paradigma de comunicación horizontal y multidireccional. Las audiencias están compuestas por muchas más personas que antes, y éstas se encuentran cada vez más dispersas, pero, paradójicamente, hoy podemos saber sobre ellas más allá del rating que marcamos anoche en la medición de IBOPE. Frente a algo cuantitativo como es el rating en TV abierta, en el ciberespacio estamos hablando de miles de personas que pueden acceder a nuestro contenido, cuyos consumos debemos analizar desde una mirada cualitativa y no tanto cuantitativa.

Por otra parte, todos nos convertimos en emisores y receptores al mismo tiempo, y este fenómeno está directamente vinculado con la horizontalidad y democratización de la información que claramente propone el ciberespacio. La pregunta que habría que responder es si todos estamos capacitados para ser emisores y receptores. Al respecto, sostengo que la figura del editor sigue siendo importante, para que el emisor siga teniendo cierto “dominio” sobre el contenido.

Características del relato audiovisual en la cibertelevisión

Por la fragmentación, la falta de atención, la rapidez, la brevedad y la prevalencia de lo efímero, estamos asistiendo a narrativas cada vez más fragmentadas (“microrrelatos” o “nanorelatos”, sintetizados en 140 caracteres). Vamos hacia los relatos breves que son condensación de narraciones extendidas: uno ya no ve la película completa (dado que tal vez ya no disponga de una hora y media para hacerlo), pero ve la primera secuencia y el tráiler porque se lo recomendó un amigo en You Tube. La existencia de narraciones breves como condensación de narraciones extensas implica que alguien pensó en narraciones extensas para que luego sean consumidas de modo efímero. Y esto es un desafío muy interesante desde el punto de vista del gestor de contenidos: ¿las producciones audiovisuales deberían concebirse como tales independientemente de la plataforma en la que vayan a ser exhibidas, o deberían modificarse según el soporte?

A raíz del análisis que estamos haciendo sobre las webseries en el Observatorio de la TV, intentamos comprobar la hipótesis de queel contenido no se modifica tanto. Por ejemplo, una webserie que nace en Internet y luego pasa a un canal como MTV sí sufre cuestiones de producción y edición propias de las exigencias del medio televisivo. Pero, a la vez, también hubo casos de series que pasaron a la red, con seguidores y demás. La modificación del contenido pasa por otros artificios y estrategias.

Pensando en algunas características propias de este discurso audiovisual que está circulando por el ciberespacio, señalo algunas categorías y cuestiones narrativas. Claramente, este contenido está superando la dimensión espacial. Si antes hablábamos de “pantalla de TV” y el montaje tradicional del cine indicaba cómo distribuir los elementos dentro del encuadre, hoy las leyes de la continuidad no están respetadas: los personajes se van de cuadro, entran por arriba y por debajo, el raccord no existe…

Varias de las leyes que sostenían la clasicidad del relato se suprimen, y éste se hace ubicuo, puede fragmentarse temporalmente, es decir, un fragmento puede ser visto en forma circular, con sincronías y asincronías. Por lo tanto, empieza a perder los límites espaciales y temporales. El receptor puede hacer un uso sincrónico o asincrónico del contenido; el “menú a la carta” habla de la asincronía: se consume en el momento en que yo puedo, y no cuando el emisor decide ponerlo al aire.

Al menos por ahora, este fenómeno se da con el entretenimiento: los focus group realizados al respecto están llegando a la conclusión de que la mayoría de los contenidos audiovisuales tienen un primer uso asociado al entretenimiento, luego a lo informativo, a lo económico- institucional y, en muchos casos, ya en una lectura psicologista de la recepción, ayudan a construir identidades. El hecho de poner el video de la mascota está expresando una privacidad que se hace pública y, a su vez, está construyendo la identidad de ese nuevo emisor que es receptor. Claramente este es el motor de las redes sociales, y el contenido audiovisual es lo que más se transmite y viraliza a través de ellas.

El lenguaje audiovisual en este tipo de discursos no constituye unidades de sentido cerradas, como por ejemplo “la película” o “el episodio de la serie número tal en temporada cual”. Esa es la idea de obra, pero hoy estamos frente a la noción de textos, que lo que hacen es estallar el sentido: no tienen una unidad cerrada ni un único sentido; por el contrario, cada uno de los usuarios va a darle un sentido a los significados que puso ese emisor. En un libro, película o novela antes había un significado que era decodificado como tal. Hoy podemos hablar mucho más de una dispersión del sentido a partir de lo que un receptor decodifica de un texto audiovisual.

Los usuarios generalmente construyen el orden definitivo que tiene un discurso audiovisual, es decir, finalmente, si quiero ver algo de una película determinada, veo la secuencia, veo el tráiler, y hasta hoy la industria del DVD nos presenta la película por escenas principales. Por lo tanto, yo le doy el orden que deseo a un texto que fue pensado de otra manera, que tenía otra lógica desde el guión y su estructura narrativa, otra lógica desde los plot points y desde los picos de tensión. Toda la fórmula que el guionista ponía al servicio de un texto y que podía ser decodificada de una manera, ahora es cuestionada y explota frente a estas nuevas formas de consumo.

Estamos frente a una pantalla que se desliza, que se va abriendo frente a nuevas ventanas, es una pantalla que circula y que no tiene límites, y justamente todo ese encuadre y toda esa distribución de elementos, objetos y personajes hoy realmente estalla a partir de estas nuevas formas narrativas. Por su parte, la brevedad atenta mucho contra la dosificación de la información cuando uno tiene que contar algo. Porque, aunque uno tenga la posibilidad de hacerlo, no va a ver una hora y media de película en un teléfono móvil; preferirá consumir algo mucho más breve y efímero. Aquí está el desafío para los gestores de contenidos.

En conclusión, gran parte de las respuestas están en las buenas historias, independientemente de que sean de una hora de duración o escritas en 140 caracteres. Hay que destacar que las audiencias (cada vez más críticas e independientes) sabrán valorar una buena historia, más allá del formato, el soporte o la extensión. Aquí reside el gran desafío de los gestores de contenidos: saber contar bien lo que luego la gente valorará como una buena historia.

(*) La autora es Directora del Observatorio de la Televisión y profesora en el Programa de Gestión de Contenidos de la Escuela de Posgrados en Comunicación (Universidad Austral). Este artículo resume las ideas principales de su presentación en el Workshop “La gestión de contenidos en el universo post media”.





Entrevista a Mario Segade: “Hay una sobrevaloración de la medida del rating” (Totalmedios.com)

13 09 2012

Compartimos algunos fragmentos de la entrevista realizada por Totalmedios.com al guionista Mario Segade, sobre las mediciones y su relación con los productos televisivos. Para acceder a la nota completa, hacer click aquí.

  • Me parece que hay como una sobrevaloración de la medida del rating. El rating cumple una misión que siempre fue la comercial, pero eso se fue como tergiversando, y hoy pareciera que  expresa medidas de calidad artística, y no era así antes. En los programas que hice mirábamos la planilla de rating y queríamos que fuéramos los más vistos, pero no estaba tan masivisado el hecho de que -aparentemente, esto me parece que lo instalaron algunos periodistas y medios – rating es igual a calidad. Eso me parece que joroba un poco a la ficción, porque le da poco tiempo a desarrollarse.
  • A la vez, yo siempre digo que los autores estamos como obligados a hacer de esa desventaja una virtud. Entonces, nos obliga a desarrollar otro tipo de narrativas, que tienen que ver con algo más inmediato, que sucedan más cosas.
  • Me parece que una historia lo que tiene que tener es vericuetos dramáticos que hagan que te quedes interesado en eso. Como espectador, quiero que me cuenten una historia que me atrape rápidamente, que yo pueda vincularme con esos personajes y esa historia desde un lugar de interés.
  • Yo uso mucho la realidad en los unitarios, y en “Resistiré” también la usamos. Es una referencia, no con nombres propios, pero sí una referencia social en donde la historia sucede. Yo siempre digo: “Uno es autor en su aldea”, yo no sé si podría hacer este trabajo en otro país (…) Hay un imaginario siempre, el autor siempre convive con el oído muy afinado.

(*) Mario Segade cuenta con una amplia trayectoria como escritor, y desde que comenzó en televisión con “Verdad/ Consecuencia”, ha conmovido con programas como “Vulnerables”, o “Resistiré” -escritos junto a Gustavo Belatti-. “El puntero”, la primera serie de TV que escribió en soledad, ganó el reconocimiento de la audiencia, el Martín Fierro de Oro y generó debates en todos los ámbitos.





El “boom” de los “realities” en la pantalla del verano: modificaciones en las grillas de programación argentinas

16 03 2011

Situémonos en espacio y tiempo: Buenos Aires, Argentina, verano 2011. Luego, encendamos en nuestra mente un televisor imaginario. Una sensación térmica agobiante se extiende por su pantalla, donde se entremezclan conflictos humanos de lo más variopintos, que ahora son reales y no les suceden a meros “personajes”, sino a personas “de carne y hueso”.

Así como la realidad lo abarca todo, estos nuevos formatos televisivos también han colmado gran parte de la programación estival de la televisión abierta argentina. Hagamos un poco de zapping matutino...

…Y conoceremos por qué Loreley se sintió rejuvenecida gracias a su paso por Gran Hermano:

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=bLxS6M3atrk

Después, veamos qué hay de nuevo en la edición central de Telefé noticias:

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=g_vKFrSDQyM

Una vez finalizado el noticiero, animémonos a “sacar a la luz” nuestra verdad más íntima, pero sin sonrojarnos. Ejemplos, sobran…

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=-CpNxCROOUA

Está claro: en la pantalla argentina del verano, la realidad superó claramente a la ficción. Y sucedió de tal manera, que los actores se animaron a divertirse y a promocionar sus programas junto a los participantes de los realities, como lo hicieron Victorio D´Alessandro (protagonista de la novela Herederos de una venganza, Canal 13) y Pablo Echarri (protagonista de la novela El elegido, Telefé).

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=uJwFB4tf6PQ

El joven actor da consejos a los participantes de Cuestión de peso sobre ejercicios físicos y dieta. Y hasta se anima a dar un beso en la boca a una de las chicas que luchan por una figura esbelta.

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=XD3Y7zSySOA

Antes del estreno de la novela El elegido, Pablo Echarri visitó la casa de Gran Hermano y ofreció a los jugadores su grata compañía, además de una opípara cena y una “carta de inmunidad” (que eximiría a uno de los participantes de quedar nominado). La producción de “la casa más famosa del país” ofreció a los chicos ver el primer capítulo de la novela, con su protagonista al lado.

A esta altura, si apagáramos el televisor no cabrían dudas de que los realities han hecho amalgama perfecta con muchos programas del verano, ya sean ficciones o híbridos, por la mañana, por la tarde o durante el prime time. En estos casos, el vivo televisivo jugó un papel muy importante: transmitir la vida en directo, con frescura, espontaneidad y mucha, pero mucha gente común. Esto ocurrió en el masivo casting de Soñando por bailar, transmitido en vivo desde La cocina del show, ambos programas de Canal 13.

Fuente: You Tube, en línea en http://www.youtube.com/watch?v=gBGJ41SgxgM

¿Pero cuál podría ser una causa de esta singular sinergia de formatos y contenidos? Diríamos que es posible expresar una respuesta en números. Según el blog “Los análisis de la TV”, que difunde frecuentemente las planillas de IBOPE, en el minuto a minuto de las 15 a las 16.30 del día lunes 3 de enero del 2011, los programas que más midieron fueron Zapping (Telefé, entre 8.0 y 12.5 puntos) y Este es el show (Canal 13, entre 8.6 y 6.7 puntos). Por otra parte, “Los análisis de la TV” puntualiza que, el lunes 7 de marzo de 2011, lo más visto fue Gran Hermano 2011: el debate (Telefé), con 14.9 puntos de rating. Y, según el boletín de IBOPE del 15 de marzo de 2011, GH: el debate se mantiene cuarto en su Top five de programas, con 15.1 puntos.

Para más información, adjuntamos las grillas de Telefé y de Canal 13:

¿Le interesa el fenómeno de los reality shows? Lo invitamos a leer el siguiente artículo de Carolina Roncarolo, “Realidad ficcionalizada: el paroxismo del panóptico”, en línea en este blog, y a participar de nuestra encuesta.





Hugo di Guglielmo: “Apostar a la calidad y a las buenas producciones que los otros medios aún no pueden financiar es un camino a seguir para atraer a las audiencias”

17 07 2010

Para comprender los mensajes que transmite la TV, debemos conocer algo acerca de cómo se concibe su programación. ¿Qué lógicas operan actualmente en la producción de contenidos para televisión abierta? Hugo di Guglielmo describe el rol del programador de un canal y las características fundamentales de las producciones argentinas.

Por: Carolina Roncarolo

(*) Hugo Di Guglielmo es Consultor Internacional de Medios y fue Director de programación de Canal 13, en la Argentina, desde 1990 a 2001. Desde entonces es un muy valorado asesor tanto en el país, como en el resto de Latinoamérica, con importantes clientes en Colombia, Uruguay, Chile, Brasil y España.

Di Guglielmo definió a  la TV de aire como “el medio de comunicación más aglutinante y popular”. Estimó que durante muchos años más la TV abierta continuará funcionando como referente y espejo de la sociedad. Destacó el caso de varios nuevos medios que toman contenidos –o basan los propios- en programas y personajes de la TV abierta.

Y en el marco de la constante oferta y demanda de contenidos televisivos en los que la sociedad se refleja, ¿cuál es la labor de un gerente de programación? “Palpar las necesidades y gustos de la gente, a través de su intuición, su experiencia y valiéndose en forma inteligente de la investigación de mercados, mediciones de rating y las nuevas tendencias mundiales”.

A la hora de diseñar una  programación atractiva y variada, el consultor internacional de medios subrayó la importancia de que cada canal establezca en su grilla un estilo propio de comunicación. “Esto tiene que ver con los programas elegidos, con las promociones y con todos los mensajes nacidos desde la emisora hacia sus televidentes. Lo ideal es tener una grilla variada, pero que en cada horario no produzca rupturas de audiencia entre el programa precedente y el siguiente”.

El ex gerente de programación de Canal 13 puntualizó las tres condiciones básicas para que un programa emitido en televisión abierta resulte exitoso: “una es que lidere en su horario, otra es que sea rentable y la tercera es que sea un aporte para la imagen global del canal. Al menos dos de estas premisas deben cumplirse para considerar un programa exitoso”. Con respecto a los programas preferidos por la audiencia,explicó que “cuando se investigan los motivos de por qué la gente mira televisión, siempre el entretenimiento está al tope de las respuestas. Por otro lado, los contenidos de información más dura (noticias puras, opinión política y económica e investigación periodística) están encontrando un mejor lugar en las señales de cable”.

Di Guglielmo advirtió que la televisión argentina no se encuentra atravesando un momento fácil. Los  formatos de archivo (programas basados en otros programas) sobreabundan en la pantalla chica y muchas veces sustentan una “guerra” entre canales al comunicar principalmente escándalo y peleas mediáticas. Sin embargo, detacó que “se ha mejorado en los últimos años en el tema exportación, en especial en formatos de ficción,  una línea fundamental a seguir, pues no puede pensarse en una industria de televisión exitosa si no se exporta”.

Leer entrevista completa (descargar archivo .PDF de 2 páginas)








A %d blogueros les gusta esto: