“La experiencia de los observatorios iberoamericanos en información, comunicación y cultura. Balance de una breve trayectoria”, Albornoz y Herschmann (2006)

16 05 2011

(*) Durante la fecha de publicación de este artículo, Luis Albornoz se desempeñaba en el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual, Universidad Carlos III de Madrid, España. Micael Herschmann realizaba un posgrado en Comunicación y Cultura en la Escuela de Comunicación de la Universidade Federal do Rio de Janeiro.

Recomendamos la lectura del texto, en línea en la revista de la Universidade do Vale do Rio dos Sinos(San Pablo, Brasil): acceda a archivo PDF de 13 páginas.

A continuación, transcribimos su resumen y su propuesta: “(…) un acercamiento al fenómeno reciente de los observatorios operativos en Iberoamérica, que trabajan con cuestiones relacionadas a la información, la comunicación y la cultura. Presenta algunos de los resultados de la primera fase de una investigación en marcha, destinada a analizar la diversidad de 55 observatorios en cuanto a localización geográfica, temática abordada (contenidos mediáticos, industrias culturales, sociedad de la información) y ámbito de actuación (local/regional, nacional e internacional) (…)”.

Anuncios




Consumo televisivo en niños y adolescentes argentinos y latinoamericanos: Chicos y jóvenes de hoy, frente a la TV

23 11 2010

Por: Carolina Roncarolo

Según Tristán Bauer, presidente del Sistema Nacional de Medios Públicos, la televisión tiene mucha fuerza como motor para la construcción de la sociedad[1]. Esta aseveración adquiere aún más sentido cuando se trata de las generaciones más jóvenes. Roxana Morduchowicz, directora del Programa Escuela y Medios del Ministerio de Educación, asegura que la mal llamada “caja boba” sigue siendo el medio más popular entre los chicos y  adolescentes, en términos de su exposición a ella.

(…) Los “nuevos medios” (Internet y celulares, fundamentalmente) no lograron desplazar su predominio en la vida de los chicos (…) En la mayoría de las casas de los adolescentes, la televisión está ya encendida cuando vuelven de la escuela y sigue encendida cuando se van a dormir. La mayoría de los adolescentes ve TV cuando vuelve de la escuela y hasta las 22 horas. Sin embargo, el 35% de los jóvenes de 15 a 17 años ve televisión entre las 22 y las 24 horas (…)[2] (Morduchowicz, 2008: 64)

A tal efecto, el presente informe se propone profundizar en el análisis de los hábitos de consumo televisivo de los niños y jóvenes argentinos, en términos de:

  • Acceso a un televisor
  • Ubicación del televisor en el hogar
  • Cantidad de horas frente al televisor
  • Compañía frente al televisor
  • Preferencias de programas y segmentos horarios
  • Actividades que se realizan en paralelo al visionado televisivo
  • Relación entre TV, familia y educación
  • Valoraciones de la televisión con respecto a otros medios

Para ello, se emplearon datos cualitativos y cuantitativos de distintas investigaciones realizadas en Argentina y en distintos países de América Latina, a fin de comparar cifras y tendencias.

Para acceder al informe completo, descargar archivo PDF de 13 páginas: Consumo televisivo en niños y adolescentes argentinos y latinoamericanos

 


[1] En Roxana Morduchowicz (2010), La TV que queremos. Una televisión de calidad para los chicos y adolescentes, Buenos Aires, Paidós. (Página 120)

[2] Morduchowicz (2008), La generación multimedia. Significados, consumos y prácticas culturales de los jóvenes, Buenos Aires, Voces de la Educación, Paidós.








A %d blogueros les gusta esto: